VITAMINA “B1”:
(Tiamina)

 

Es una vitamina indispensable para el buen funcionamiento de todos los órganos, especialmente del sistema nervioso. También es necesaria para conservar el apetito y el buen estado del intestino.

B1Favorece el crecimiento y el desarrollo normal y es necesaria para el trabajo del corazón, mejora la capacidad mental, previene los mareos y ayuda a la digestión.

Esta vitamina es soluble quiere decir que fácilmente es desechada por la orina así que podemos consumirla diario que no puede almacenar en ningún órgano del cuerpo.

La vitamina “B1” se altera por el calor por lo cual se pierde al cocer o freír los alimentos.

Las embarazadas necesitan mucha vitamina “B1”. En lugares calurosos y en verano se necesita más vitamina “B1”, al no poder ésta ser aprovechada debidamente dentro del cuerpo.

Hay que tener en cuenta que al consumir grandes cantidades de algunos productos causan una disminución de la vitamina B1 en nuestro cuerpo, entre los cuales tenemos:

– Azucares refinados
– Café,
– Alcohol
– Chocolates
– Harinas blancas.

ALIMENTOS MAS RICOS EN VITAMINA “B1”: Está vitamina abunda mucho en los vegetales. Existe en la levadura de cerveza; gérmenes de trigo, salvado de arroz, arroz integral; guisantes, alubias secas, granos de soja, harina de avena, judías verdes; castañas, nueces, lechugas, espinacas, zanahorias, coles, higos secos, semillas de ajonjolí, cacahuates, garbanzos, patatas, etc.

COMO CONOCER LA POBREZA EN VITAMINA “B1”:
La consecuencia de la grave falta de vitamina “B1” es la enfermedad llamada beriberi. Sin embargo, en los casos leves o medianos de pobreza, que son los más corrientes, los trastornos no son tan graves: hay dolores nerviosos, falta de apetito, trastornos en la digestión, pesadez muscular, debilidad, neurastenia, recargo en ácidos.

Pero la pobreza en vitamina “B1” suele ir acompañada de pobreza en otras vitaminas, y las graves pueden provocar estreñimiento alteraciones cardiacas y perdidas de la memoria.

LA VITAMINA “B1” Y LA PARALISIS INFANTIL:

Siempre hemos sostenido la gran importancia de las vitaminas para evitar y curar las enfermedades infecciosas. Cada día se hacen nuevos descubrimientos que confirman lo dicho. Así por ejemplo, recientemente se ha descubierto que la pobreza en vitamina “B1” es una causa importantísima que favorece la parálisis infantil (poliomielitis).

Funciones de la vitamina B1:

Tenemos que tener en cuenta que debemos consumir vitamina B1 o tiamina, es muy indispensable para nuestro sistema nervioso al consumirla vamos a evitar cualquier trastorno que vimos anteriormente.