¿Qué hace el café a nuestro cuerpo?

El primer efecto del café es agradable al paladar (para la mayoría de las personas). Pero lo que realmente hace el café en nuestro cuerpo es excitar los nervios del estómago, y esta excitación se transmite al cerebro, que, a su vez acelera la actividad del corazón, y da al organismo entero cierta energía pasajera. No se hace caso del cansancio; la fuerza parece haber aumentado. La inteligencia se despierta y la imaginación se aviva.

coffeeEn consecuencia, muchos se figuran que el café les hace mucho bien. Pero es un error. El café no nutre al organismo. Su efecto se produce antes de la digestión y asimilación, y lo que parece ser fuerza, no es más que excitación nerviosa. Pasa la acción del estimulante, la fuerza artificial declina y deja en su lugar un estado correspondiente de languidez y debilidad.

El consumo continuo de estos excitantes de los nervios provoca dolor de cabeza, insomnio, palpitaciones del corazón, indigestión, temblores y otros muchos males, porque esos excitantes consumen las fuerzas vitales. Los nervios cansados necesitan reposo y tranquilidad en vez de estimulo y recargo de trabajo.

Con el tiempo es cada vez mas difícil dominar la demanda de estimulantes hasta que la voluntad queda vencida y parece que no hay poder para negarse a satisfacer un deseo tan ardiente y antinatural, que pide estimulantes cada vez más fuertes, hasta que la naturaleza, exhausta, no puede responder a su acción y queda vencida y a la deriva de cualquier enfermedad y cualquier vicio que excite.

Así que usted decide ¿toma o no toma café?
Usted decide ¿da a sus hijos café o no?
Usted decida ¿Salud o enfermedad?